Clamidia

La clamidia en hombres es, junto con la gonorrea, una de las enfermedades de transmisión sexual que mayor incidencia presenta en la vida sexual de los varones. Cada día se producen miles de contagio en todos los países del mundo, ricos y pobres por igual, ya que la clamidia no entiende de razas, riquezas ni de sexualidades: se transmite fácilmente en las relaciones íntimas heterosexuales u homosexuales y puede ser asintomática. Así que, chicos, ¡nos toca estar alerta!

¿Qué es la clamidia?

Puede que la clamidia te suene, pero una gran parte de los hombres no conocen en qué consiste. Por clamidia se entiende la enfermedad de transmisión sexual (ETS) originada por un tipo de bacteria (Chlamydia trachomatis) que se contagia durante el contacto sexual. Es la infección bacteriana muy común en los países occidentales. Cada año, millones de hombres sufren el ataque de la clamidia (especialmente en los varones menores de 30 años).

Cabe destacar que la clamidia es una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en el hombre (20 veces más frecuente que la sífilis y 6 veces más frecuente que la gonorrea) y afecta principalmente al pene, a la uretra, a la garanta, al año e incluso a los ojos.

En resumidas cuentas, la clamidia es una ETS muy frecuente en el hombre, a menudo asintomática, de fácil tratamiento,  transmisión (en ausencia o en presencia de síntomas) y prevención (con medidas profilácticas, como el correcto uso del preservativo)

¿Cómo se transmite la clamidia?

La clamidia se transmite con gran facilidad en el coito (ya sea vaginal o anal). Rara vez se puede contraer en episodios de sexo oral.

Debido a los condicionantes biológicos y del comportamiento de los varones jóvenes, la clamidia se ceba especialmente con ellos. Los hombres homosexuales y bisexuales también tienen un riesgo incrementado de contagio, por la propia anatomía y transmisibilidad mayor en el varón que en la mujer.

No dudes en acudir a tu médico de cabecera o a una clínica gratuita de salud sexual. No te cortes y plantea todas tus dudas e inquietudes. Además, no temas a hacerte la prueba de la clamidia (de ella hablaremos más adelante).

Imagen microscópica con presencia de Chlamydia trachomatis (en marrón) en un cultivo.
Imagen microscópica con presencia de Chlamydia trachomatis (en marrón) en un cultivo.

¿Cuáles son los síntomas de la clamidia?

Por lo general, la clamidia es asintomática (es decir, no presenta síntomas), por lo que los hombres muchas veces ignoran que están infectados con la bacteria causante de esta ETS.

  • Tres de cada cuatro mujeres con clamidia no tienen síntomas de esta enfermedad.
  • La mitad de los hombres que padecen esta enfermedad no tienen síntomas.

Pero cuando se presenta sintomatología, entre los 7 y los 10 días tras la exposición a la Chlamydia trachomatis, los hombres experimentarán los siguientes síntomas:

  • Malestar en la región abdominal
  • Leve fiebre
  • Coito doloroso
  • Disuria (escozor a la hora de orinar)
  • Inflamación en la zona anal
  • Mayor frecuencia a la hora de ir al baño
  • Secreción purulenta, fácil de confundir con las de la gonorrea
  • Hinchazón e hipersensibilidad testicular
  • Dolor de garganta
  • Conjuntivitis

Es común que los síntomas de la clamidia se presenten a primera hora del día, sin mucha intensidad, lo que hace que los varones puedan ignorar estar infectados. Esta es una de las razones por las que hay una incidencia tan grande de esta enfermedad de transmisión sexual, es decir, por la ignorancia del portador, que infecta así a su pareja o parejas sexuales sin quererlo.

¿Cuáles son las complicaciones de la clamidia en el hombre?

El principal riesgo se deriva del no diagnóstico de la clamidia ante la ausencia de síntomas, que hace que el hombre no tenga conciencia de estar infectado.

De esta manera, la clamidia puede provocar procesos inflamatorios perjudiciales para el cuerpo y puede causar en el varón una enfermedad conocida como epididimitis. Si esta consecuencia de la clamidia no se trata, el hombre puede terminar estéril, así que no es para tomárselo a la ligera.

Por otra parte, otra complicación de la clamidia en los hombres es la artritis reactiva, aunque es infrecuente. Este tipo de artritis da lugar a multitud de contrariedades, especialmente a nivel de dolor articular, que en última instancia puede ser responsable de bajas laborales permanentes.

Así que, para evitarse problemas, es fundamental que ante cualquier exposición de riesgo a la clamidia no dudes en hacerte periódicamente las pruebas de la clamidia: ¡tu salud te lo agradecerá!

¿Cómo puedo saber con certeza si tengo clamidia?

No te preocupes, hay pruebas analíticas de laboratorio que te permitirán diagnosticas sin problemas si estás afectado por la bacteria de la clamidia.

Normalmente bastará con una muestra de orina o con un exudado uretral, que se suele usar también para la detección de la gonorrea. La introducción del hisopo o bastoncillo para la realización del excudado es molesta, no vamos a engañarte, pero tampoco es algo insoportable (además, ¿prefieres sufrir las dolorosas complicaciones de una clamidia sin tratar).

¿Cuál es el tratamiento para la clamidia?

Afortunadamente, la clamidia puede curarse por completo con sun simple tratamiento antibiótico. Es vital que respetes las pautas dictadas por tu médico para evitar resistencias bacterianas. También es importante que no compartas tus antibióticos contra la clamidia con nadie más.

Tener la clamidia una vez no es garantía de librarse de ella para siempre y, de hecho, quién la ha tenido ya alguna vez en su vida es frecuente que la vuelva a tener, ya que su contagio suele ir ligado a conductas sexuales de riesgo o desprotegidas. Por este motivo te recomendamos que te sometas de nuevo a las pruebas de la clamidia pasados 90 días, con independencia de si tu o tus parejas sexuales fueron tratadas también en su momento, para quedarte tranquilo.

Para finalizar este artículo, no olvides que deberás abstenerte de mantener relaciones íntimas hasta que tanto tu o tus parejas sexuales como tú mismo hayáis completado el tratamiento y dejado pasar al menos una semana para tener la certeza de evitar una reinfección.

 

loading...