Vasectomía

En el hombre, el responsable directo de dejar embarazada a la mujer es el espermatozoide. Los espermatozoides se fabrican en los testículos.  Y la próstata se encarga de producir el líquido seminal. Toda la producción de espermatozoides sigue por un estrecho canal que conecta los testículos a la próstata. Este canal recibe el nombre de conducto deferente. Los espermatozoides se juntan con el líquido seminal para formar el semen, que sale disparado en la eyaculación.

La vasectomía en hombres consiste en evitar que el esperma (el líquido que contiene los espermatozoides) llegue a la próstata. Esto se consigue bloqueando los conductos deferentes, cortando y atando los extremos. En eso consiste la cirugía de vasectomía.

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico de pequeño alcance que se llevaba a cabo a nivel ambulatorio y que consiste en el bloqueo de los conductos deferentes en el escroto, impidiendo así que el esperma salga de los testículos y que salga en la eyaculación. El líquido seminal, que representa el 98% de la sustancia eyaculada, permanece sin cambios tras la intervención.

En los últimos años, el número de vasectomías ha aumentado fuertemente en España y en América Latina, como ocurre en el resto del mundo, porque es el método más fácil, barato y con menos probabilidad de complicaciones entre los existentes para evitar el embarazo (en comparación con los anticonceptivos orales, los preservativos, la ligadura de trompas, el DIU, etc.). Los miedos a la vasectomía se van disipando poco a poco a medida que se va entendiendo todo el proceso. El precio de la vasectomía es muy accesible, especialmente si se compara con el gasto destinado a condones o a la píldora durante algunos años hasta la época de la menopausia de la pareja. Además, la vasectomía es sinónimo de mayor comodidad y fiabilidad.

Con respecto a la ligadura de trompas en las mujeres, el coste de la vasectomía  representa alrededor de diez veces menos, con mucho menos riesgo y sin necesidad de hospitalización. La operación de vasectomía es en sí misma bastante tranquila, dura unos 45 minutos y el paciente puede volver a su casa poco después de la cirugía. La vuelta al trabajo a menudo ocurre en 48 horas después de la operación de vasectomía, en casos de actividades laborales que no sean muy intensas. Tras el postoperatorio de la vasectomía, acuérdarte de usar métodos anticonceptivos hasta someterte a un espermograma que confirme el éxito de la operación.

Ventajas de la vasectomía

  • Coste asequible
  • Segura
  • No altera la eyaculación
  • Anestesia local
  • No requiere ingreso hospitalario (cirugía ambulatoria de 45 minutos de duración)
  • No interfiere con la libido (deseo sexual)
  • Postoperatorio en casa

Desventajas de la vasectomía

La principal desventaja de la vasectomía es las dudas que genera en algunos hombres, ya que temen dejar de ser fértiles, incluso a pesar de que no es irreversible la vasectomía si se cumplen ciertas condiciones,

Motivos para realizarse a la operación de vasectomía

Cuando la pareja ya tenga el número de hijos deseado, la vasectomía es el método anticonceptivo alternativo más inteligente como método anticonceptivo (los preservativos pueden ser molestos, el DIU requiere cambiarse cada cierto número de años, la píldora anticonceptiva está contraindicada después de los 35 años de edad).

La vasectomía consiste simplemente en el bloqueo de los dos conductos deferentes, impidiendo así el paso de los espermatozoides desde los testículos.

La vasectomía no causa impotencia sexual, no engorda, no causa cáncer y no disminuye el placer sexual. De hecho, el hombre casi seguro mejorará su rendimiento sexual, al no tener que preocuparse ya de embarazos indeseados ni de que se rompa el preservativo. Al mismo tiempo, la vasectomía también tranquiliza a la pareja que no quiere quedarse embarazada de nuevo. La desventaja de la vasectomía se presenta cuando el paciente o la pareja se arrepienten de la operación. En este caso, en función del tiempo transcurrido desde la cirugía, puede hablarse de vasectomía reversible, es decir, la vasectomía no es irreversible en muchas ocasiones.

Anatomía de la vasectomía

vasectomia

Los espermatozoides son las células que llevan el código genético y que fertilizan el óvulo en la mujer. Son producidos por los testículos y son transportados a la uretra por dos canales llamados conductos deferentes (uno por testículo). En la uretra, se mezcla con el esperma y el líquido mezclado es expulsado en la eyaculación.

A nivel externo, los conductos deferentes se localizan encima de cada testículo. Tienen una consistencia más endurecida, lo que permite distinguirlos fácilmente de otras estructuras adyacentes que no son  muy móviles y, así, con movimientos del dedo, el urólogo se las arregla para llevar los conductos deferentes a la superficie, dejando debajo de la piel.

A nivel de la próstata, los espermatozoides se unen al líquido seminal (producido por la próstata y por las vesículas seminales), que tiene la función de alimentar a los espermatozoides y que sirve para el transporte de estos. A esta mezcla se la denomina esperma.

El esperma eyaculado se compone de aproximadamente un 1 % de espermatozoides y de un 99 % de líquido seminal. Así que, cuando se impide la salida de los espermatozoides gracias a la operación de vasectomía, la cantidad de esperma no se altera, ni tampoco su olor ni su color.

Los espermatozoides continúan produciéndose a una velocidad cada vez menor y, al estar retenidos, van siendo paulatinamente absorbidos por el cuerpo, sin presentar ninguna complicación.

Pasos de la vasectomía

Consulta antes de la operación de vasectomía

En primer lugar, el médico y el candidato para la vasectomía deben conocerse personalmente para verificar que el solicitante es consciente de todos los pasos del procedimiento (cómo, qué es el punto, después del procedimiento y, en particular, verificar si el candidato cree que la decisión y conscientes de la dificultad de reversión). Durante la consulta con el urólogo, se le mostrarán los detalles de la operación de vasectomía: la anatomía de la intervención, la cirugía paso a paso, por qué es la vasectomía, qué hacer en el postoperatorio de la vasectomía, que contraindicaciones tiene y todos los detalles necesarios para tomar una decisión informada sobre este procedimiento urológico.

Si tienes preguntas sobre la vasectomía, debes posponer el procedimiento hasta que tengas muy claro por lo que realmente quieres. En la consulta, el urólogo te hará preguntas rutinarias sobre enfermedades preexistentes, intervenciones quirúrgias anteriores, medicamentos tomados, alergias, tabaquismo, etc. Se le pedirá también que se someta a exámenes preoperatorios.

El siguiente paso es el examen físico, en el que el urólogo encontrará los conductos deferentes del paciente, para indicarle la facilidad de ubicarlos. Por último, recibe una declaración de aceptación (consentimiento informado) de la operación de vasectomía, que deberá ser también firmada por el cónyuge.

Al paciente se le ofrecerá la opción de someterse a anestesia general o local.

Una vez aprobado el preoperatorio, se fijará la fecha para la cirugía de vasectomía.

El procedimiento de la operación de vasectomía

El paciente debe llegar al centro hospitalario 30 minutos antes de la hora prevista de la cirugía. No requiere ninguna preparación previa o ayuno, a menos que el paciente haya elegido una operación de vasectomía con anestesia general. En este caso, es importante rápidamente un ayuno de 6 horas. El paciente deberá acudir al hospital con el vello púbico rasurado, tal y como se le indicará en la consulta previa.

En casos de cirugía con anestesia local sin sedación, no es obligatorio venir acompañado. Deberá usar ropa interior cómoda, pero que no por ello quede demasiada floja.

Con el paciente acostado en la mesa de operaciones, se procederá a la aplicación de la anestesia. A continuación, se localizará el conducto deferente, aislando las venas y las arterias a través de un corte en la piel. La ligadura del conducto deferente se realiza a través de cuatro maniobras (por testículo) para evitar que el cuerpo intente regenerar el camino de los espermatozoides:

  1. Se corta el conducto deferente y se retira un segmento de unos tres milímetros.
  2. Se cauterizan los extremos de los conductos deferentes que fueron cortados, con la intención de originar una cicatrización interna por quemadura, que será muy eficiente para obstruir el conducto.
  3. Se ligan los dos extremos de los conductos deferentes para asegurar el cierre de los conductos.
  4. Se realiza la maniobra de entierro, con la que pretende alejarse un extremo del otro.

Una vez terminada la cuarta maniobra, se sutura la abertura realizada en la piel y se repite el procedimiento con el otro testículo. El hilo utilizado para los puntos de sutura es absorbible y caerá espontáneamente después de diez días.

También existen técnicas de vasectomía sin bisturí, aunque su precio es más elevado, por lo que la vasectomía clásica suele ser la opción más sencilla en última instancia.

Postoperatorio de la operación de vasectomía

Vendajes: no es necesario. Las gasas se colocan en la zona escrotal y quedan fijadas la propia ropa interior. Según sea necesario, se van desechando las más cercanas a la piel.

Baño: puede tomarse uno en el mismo día de la vasectomía, solo teniendo cuidado de que no toque el agua en la región escrotal.

Relaciones sexuales: pueden volver a tenerse una semana después de la cirugía de vasectomía, para evitar que el contacto de las secreciones vaginales provoquen infecciones en los puntos de sutura. Poco después del procedimiento, el hombre todavía es fértil porque los espermatozoides que ya habían pasado del punto de obstrucción antes de la cirugía todavía siguen expulsarse en la eyaculación: son generalmente eliminados por completo después de veinte eyaculaciones.

Precauciones: antes de realizar la prueba de esperma para comprobar la eliminación total de los espermatozoides restantes, la pareja deberá tener relaciones sexuales con cualquier otro método anticonceptivo.

Medicación: se le recetarán antiinflamatorios y antibióticos durante un período corto de tiempo. También se le prescribirán compresas de hielo durante las primeras 48 horas.

Trabajo y actividad física: para acelerar la recuperación, en el día de la operación de vasectomía, el paciente deberá permanecer en casa, sentado o acostado, pudiendo caminar cuando sea necesario. En la primera semana no debe practicar algún deporte. En función de la actividad que desempeñes en el trabajo, podrás retomarlo 3 días.

Alimentación: normal.

Cuidados generales: proteger de traumas el área genital.

Complicaciones de la vasectomía

Hematomas pequeños: 0,3 % de los pacientes. Hemorragias pequeñas que son reabsorbidas por el cuerpo y que no requieren intervención.

Infección local: 2,9 % de los pacientes. La mayoría de estas infecciones tiene resolución espontánea.

Epididimitis congestiva: 4,8 % de los pacientes. Se produce por el propio objetivo de la vasectomía, es decir, con la obstrucción de los conductos deferentes puede ocurrir en algunas ocasiones una inflamación del epidídimo por retención de esperma. Se trata solo aplicando hielo y con antiinflamatorios orales.  Esta complicación puede evitarse haciendo la ligadura de los conductos deferentes lo más lejos posible de los testículos, reduciéndose de esta manera casi a cero la posibilidad de sufrir esta complicación.

Granuloma espermático: 2,3 % de los pacientes. El vaciamiento de los espermatozoides hacia la bolsa escrotal puede provocar la creación de un granuloma, una especie de bolsa que envuelve a los espermatozoides y que puede causar dolor. Se trata con antiinflamatorios y analgésicos.

Fiabilidad de la vasectomía

La vasectomía es el método anticonceptivo más eficaz entre todos los disponibles. Estadísticamente falla en 1 de cada 2000 casos, mientras que la píldora anticonceptiva falla en 1 de cada 50 casos. Además, mediante el examen de esperma que se hace un mes después de la operación de vasectomía, se descubren estos casos de fallo a tiempo para tomar las medidas correctivas oportunas.

Es posible alcanzar este nivel de fiabilidad gracias a la técnica de las 4 maniobras obstructivas en los conductos deferentes, realizada en todo el mundo.

¿Es la vasectomía reversible?

Entre un 4 y un 8 % de los hombres se arrepientan de hacerse la vasectomía. Las principales causas de querer una vasectomía reversible son: el simple deseo de tener más hijos, la separación de la pareja que acarrea la constitución de una nueva familia o la muerte de un hijo o esposa.

El tema de la reversibilidad de la vasectomía debe abordarse desde dos prismas. El primero es la posibilidad de la reversibilidad anatómica, es decir, de la unión de nuevo de los conductos deferentes para que el esperma pueda ser transportado desde los testículos a la uretra para ser eyaculado. Este paso ha evolucionado mucho con las nuevas tecnologías quirúrgicas de precisión y con la formación experta de los urólogos cirujanos. Cuando se revierte la vasectomía con estas garantías, mediante microcirugía, la vasectomía es reversible en el 98 % de los casos, lo que permite devolverle al hombre su fertilidad.

El segundo prisma es la posibilidad de fecundar tras la reversión de la vasectomía. Para ello es necesario el regreso de espermatozoides al esperma a través de la cirugía de reversión de la vasectomía, asegurando además que los espermatozoides estén sanos y con capacidad de moverse y de fecundar el óvulo. Diversos estudios médicos han demostrado que cuanto más tiempo pasa entre la cirugía de vasectomía y la cirugía para revertirla, menor es la posibilidad de conseguir un embarazo la vasectomía (fecundación exitosa en torno al 35 %). La incapacidad de los espermatozoides de fecundar el óvulo tras un intento de vasectomía reversible se debe a un mecanismo por el que cuerpo ataca a los espermatozoides masculinos que fueron retenidos por la vasectomía (anticuerpos antiespermáticos), incluso después de la reconstitución de los conductos deferentes. Normalmente se intenta realizar la operación de vasectomía reversible si la operación inicial de esterilización de produjo hace menos de una década.

¿Vasectomía en la Seguridad Social?

La vasectomía por la Seguridad Social solo es posible si está justificada. Para ello deberás acudir al urólogo de la Seguridad Social para que te haga un informe justificándola. Por tanto, la pregunta a esta respuesta es sí, es gratuita la vasectomía en la Seguridad Social, pero solo cuando cuente con la aprobación del urólogo del sistema público de salud. Además, la lista de espera puede alargarse demasiado porque no se considera una intervención urgente.

 ¿Cuánto cuesta una vasectomía en España en un centro urólogico privado?

Por lo general, hablamos de un precio de vasectomía asequible si tenemos en cuenta el coste del uso reiterado de preservativos. El coste de la vasectomía variará en función de la clínica y de la técnica de vasectomía (clásica, sin bisturí, etc.) empleada. Por lo general, en España los precios de la vasectomía oscilan entre los 500 y los 800 euros (la vasectomía sin bisturí puede superar ampliamente los 1000 euros). La operación de vasectomía reversible ya sube más de precio (unos 4500 euros de media en clínica privada).

loading...