Frenillo corto

Es indiscutible que para la gran mayoría de los hombres, las relaciones íntimas son agradables y placenteras. No obstante, no son pocos los que en algún momento de su vida experimentarán problemas de dispareunia (coito doloroso).

Existen varios factores que pueden causar dispareunia en varones y en casi el 50 % de los casos, se debe a la presencia de problemas de frenillo corto o frenulum breve (términos sinónimos). Afortunadamente, existen tratamientos eficaces para tratar la mayoría de los casos de dispareunia, ya que el frenillo corto tiene solución. Una vez que se soluciona ese problema, el dolor al mantener las relaciones desaparece.

Una visita rápida se traducirá es una solución sencilla del problema. ¡Así que no te lo pienses, no te cortes y acude al médico! Para comprender lo que es el el frenillo corto hay que saber primero qué es el frenillo del pene: ¡descubrámoslo en el primer epígrafe de este artículo!

¿Qué es el  frenillo corto o frenulum breve?

El frenillo es el pequeño tejido elástico que forma una especie de “V” situado bajo el glande (la cabeza del pene) y sirve para conectar el glande y la mucosa del pene, así como para posibilitar reatraer la piel del prepucio y contraerla por encima del glande. En el caso de las relaciones, el objetivo es que el glande (cabeza del pene) quede totalmente al descubierto gracias a la retirada de la piel del prepucio. Lo que ocurre es que si el frenillo es demasiado corto, el movimiento hacia atrás de la piel prepucial queda limitado, especialmente a la hora de las erecciones.

Por lo tanto, el frenillo corto se entiende como la imposibilidad de echarse hacia atrás la piel de recubre la cabeza de pene o glande (denominada técnicamente como prepucio). El problema puede aparecer tanto en estado de erección como en estado de reposo.

¿Cuál es el origen del frenillo corto?

La causa principal de este problema médico suele deberse a un prepucio: estrechado, alargado o estrechado y alargado a la vez.

¿Qué soluciones hay para solucionar un frenillo demasiado corto?

Afortunadamente, el tratamiento para el frenillo corto es relativamente sencillo. El urólogo te solucionará el problema con una técnica de sutura mínimamente invasiva que le brindará a tu frenillo toda la elasticidad que necesita, posibilitando así que retraigas la piel del prepucio sin mayores problemas (elongación de frenillo).

Asimismo, quizá te realice una pequeña incisión en el frenillo para rebajar el nivel de tensión y permitir una retracción más sencilla. Aquellos que le tengan fobia a las cirugías, aunque sean tan menores como estas, podrían tratar de realizar ejercicios de estiramiento (con sumo cuidado), para tratar de mejorar la elasticidad en la zona. En el caso del frenillo corto, el proceso quirúrgico se llama frenuloplastia. Es similar a la prepucioplastia: se hace una o dos incisiones y se juntan haciendo el espacio mayor. Se puede tener una prepucioplastia y frenuloplastia al mismo tiempo; si optas por la frenuloplastia y tienes fimosis, dile a tu urólogo tu condición para que deje la piel algo más suelta por el glande. Esto puede hacerse con anestesia local. La recuperación tarda unas 4 semanas.

La circuncisión resulta ser la sola solución terapéutica radical para solucionar los problemas de fimosis. Si bien no es la única alternativa, es la única que soluciona el problema en un 100 % de los casos. Se emplea anestéstico local (no sentirás nada de dolor durante la intervención de circuncisión, salvo un pequeño pinchazo inicial a la hora de inyectar la anestesia en el glande (suena peor de lo que parece, créeme). A la media hora, por lo general, toda la cabeza del pene quedará al aire y podrás irte a casa sin grandes complicaciones: se trata de una cirugía ambulatoria que rarísima vez da complicaciones. El postoperatorio de fimosis es totalmente soportable y solo dura un mes (podrás hacer vida normal prácticamente desde el primer día, ¡usando el sentido común claro!).

Vale, ¿hay alguna ventaja de operarme de fimosis o frenillo corto?

Lo cierto es que sí. Nosotros te decimos claramente: ¡frenillo corto operación! Lo estudios realizados hasta la fecha indican que aquellos varones operados de fimosis consiguen mantener mayores niveles higiénicos en los genitales y presentan una incidencia menor de problemas de hongos, balanitis o ETS (enfermedades de transmisión sexual), como el VIH o el herpes genital.

Además, una vez que te sometas a la operación de fimosis (circuncisión), el pene al completo se endurecerá de manera más sencilla, al no estar ya compromido. Además, evitarás molestias como la rotura del frenillo durante las relaciones, cuyo sangrado (aunque nada grave) asusta bastante y es bastante molesto. Lo mejor es acudir al urólogo ante la presencia de síntomas de fimosis o frenillo corto. No te lo pienses: ¡te arrepentirás del tiempo perdido!

frenillo corto
No te inquietes: si te da miedo pasar por el quirófano siempre te quedará la opción de tratar de solucionar tus problemas de frenillo corto mediante ejercicios de estiramiento.

Comprendido, pero es que no quiero operarme bajo ningún concepto

No te preocupes, aunque no siempre funcionan completamente, estos ejercicios de estiramiento pueden ayudarte de resolver tus problemas de frenillo corto:

Ejercicios de estiramiento para el frenillo corto

El principio básico es aplicar presión en la piel de prepucio, tanta como se le aplicaría a una banda elástica. Detallaré dos ejercicios básicos para la fimosis y el frenillo corto. Si le dedicas 5 minutos dos veces al día a estirar la piel será suficiente. Tras comenzar los estiramientos, continúa con ellos durante 4 semanas para que el efecto conseguido sea permanente.

La ventaja de los estiramientos es que no tienes que enseñarle a ningún médico tu problema genital y puedes comenzar a solucionarlo ya mismo (bueno, no de inmediato si está en un café en el trabajo o en tu centro de estudios…).

Ejercicio para el frenillo corto – 1

Esto es apropiado si no puedes meter dos dedos al final del prepucio. Si puedes hacer esto, salta al siguiente ejercicio ya que es es más eficiente.

  1. Trata de retraer la piel hasta que sientas alguna incomodidad (tanto como puedas tolerarlo sin sentir dolor)
  2. Mantén la posición durante 30 segundos, entonces tira hacia adelante de nuevo.
  3. Relájate.

Repite la operación durante 5 minutos. Hacerlo en el baño puede ser de ayuda (el calor ayuda a la dureza a aflojarse un poco).

Ejercicio para el frenillo corto – 2

Asumimos pues que no puedes introducir dos dedos dentro de la piel. En caso contrario, recurre al ejercicio anterior.

  1. Inserta tus dos dedos índices en la abertura de la piel del prepucio y bordea el anillo fimotico. Si no lo encuentras, trata de retraer la piel y observa que parte causa algún problema—esta es la parte que buscas.
  2. Tira con tus dedos en distintas direcciones. Está bien sentir molestia, pero sin llegar al dolor.
  3. Sostén el prepucio durante 30 segundos y tira de nuevo hacia adelante.

Repite la operación durante 5 minutos. Hacerlo en el baño puede ser de ayuda (el calor ayuda a la dureza a aflojarse un poco).

Estiramiento de emergencia del frenillo

Si has lastimado el frenillo durante la actividad sexual, deja que sane antes de intentar esto (también considera usar lubricante para reducir las molestias durante el acto sexual).

  1. Localiza el anillo fimótico (como en el ejercicio 2)
  2. Agarra el final del frenillo, el cual se une al anillo fimótico con tu pulgar e índice.
  3. Aléjalo del cuerpo (del glande) hasta que tense y sientas incomodidad.
  4. Mantén la postura durante 30 segundos y suéltalo.

Quizás sea necesario enganchar el pulgar alrededor para evitar que el frenillo se resbale. De nuevo, hacerlo en el baño puede ayudar.

Estiramientos del frenillo corto con cremas esteroides

Las cremas esteroides sirven para acelerar los efectos de los estiramientos. Trabajan disminuyendo el grosor de la piel para que así se estire más fácilmente; y luego, cuando dejas de aplicar el esteroide, la piel se reconstruye de nuevo. Lo normal es usar Diprosone (betametasona al 0,05%).

Recurrir o no a cremas esteroides depende de ti. Es un medicamento de prescripción, así que necesitarás ver a tu médico. Eso sí, verás resultados más rápidamente. Utilíza la crema de la siguiente forma.

  1. Estirar como se indica arriba.
  2. Aplicar una fina capa de crema en el anillo fimótico o en el frenillo.

Complicaciones del frenillo corto o frenulum breve

El frenillo corto puede ser doloroso y hacer que las relaciones íntimas sean incómodas. En los casos más graves, el dolor se vuelve tan insoportable que hace que el sexo y la masturbación sean imposibles hasta recibir tratamiento adecuado. El frenillo corto también puede causar desgarros muy desagradables (aunque no graves), con gran presencia de sangre. En algunos casos, los hombres descubren que tienen problemas con sus frenillos tras apreciar algo de sangre después sus primeras experiencias sexuales.

Si tienes la mala suerte de sufrir un desgarro de frenillo mientras mantienes relaciones sexuales, el problema puede agravarse debido al tejido cicatrizado que se formará, lo que empeorará la situación. Otros hombres tienen más “suerte” y con el desgarro consiguen que el frenillo de vuelva más elástico, tras regenerarse de una manera más flexible. Si no es el caso, no te preocupes… ¡existe tratamiento eficaz para este problema!

loading...