Ejercicios de Kegel

¿Ejercicios Kegel para hombres?

Hacer ejercicios con mancuernas puede ayudar a que te sientas más seguro de ti mismo, con una mayor fortaleza. Los ejercicios Kegel guardan simulitudes con las pesas, ya que te ayudan a fortalecer los músculos pélvicos (en concreto el músculo pubocoxígeo) invisibles, pero que no por ello dejan de ser importantes.

Probablemente hayas escuchado hablar de estos ejercicios para ellas, las mujeres, ¿pero qué ocurre con los hombres? Algunas investigaciones arrojan que los ejercicios Kegel pueden ayudar a restaurar el control urinario después de la cirugía del cáncer de próstata, mejorar los problemas de impotencia (disfunción eréctil), demorar la eyaculación precoz y, lógicamente, mejorar el deseo sexual masculino.

¿Qué son los ejercicios Kegel?

El ginecólogo californiano Arnold Kegel creó los ejercicios Kegel a finales de los años 40 con el fin de ayudar a las mujeres a controlar la incontinencia  urinaria después de dar a luz. Investigaciones posteriores descubrieron que estos ejercicios Kegel serían también de utilizar a la hora de evitar los prolapsos, así como de evitar el dolor pélvico durante el coito.

Los ejercicios Kegel se orientan a los músculos del conocido como “suelo pélvico”, médicamente conocido como músculo pubocoxígeo (músculos PC). Mujeres y hombres por igual presentan estos músculos. Su finalidad es brindarle apoyo a los órganos pélvicos como la vejiga, la uretra o los intestinos.

Los músculos del suelo pélvico pierden fortaleza con la edad

En la juventud, los músculos del suelo pélvico son típicamente tensos y fuertes,  y ayudan a mantener los órganos pélvicos bien fijados a su ubicación normal, así como a fortalecer el control de la vejiga y las relaciones sexuales. Ahora bien, puede ser debilitados y descolgarse con el paso de los años, perdiendo su eficacia.

Del mismo modo que puedes fortalecer los músculos de piernas, glúteos o brazos mediante el deporte, puedes hacer que los músculos PC tengan mejor tono muscular. Dado que estos músculos no están lo suficientemente ejercitados durante tu vida normal, cotidiana, tienes que hacer un esfuerzo especial para fortalecerlos.

¿Funcionan los ejercicios Kegel en el hombre?

En 2005, investigadores neozelandeses concluyeron que un pgorgrama de entreno muscular del suelo pélvico (con las siglas EMSP) contribuyó a aliviar la situación de aquellas mujeres afectadas por problemas de incontinencia urinaria por esfuerzo, un problema en el que reirse y toser puntualmente producen escapes de pis.

En otra investigación se evaluó la eficacia de los ejercicios Kegel en pacientes mujeres con presencia de prolapso de órganos pélvicos, una problema médico frecuente en el que los músculos pélvicos, como la vejiga pueden descolgarse de su posición debido a la debilitación de los músculos PC. También en esta ocasión los científicos hallaron que el suelo pélvico puede reducir la severidad del prolapso. Pero, ¿qué sucede en el caso de los hombres?

Diversos estudios han señalado asimismo que los ejercicios Kegel pueden ser útiles para los hombres. Por ejemplo, en 2011, científicos concluyeron que un plan postoperatorio con ejercicios de Kegel mejoraba la capacidad del varón para recuperar el control de la vejiga después de someterse a una cirugía prostática.

Un estudio anterior, publicado en 2006, examinó a hombres que habían sufrido de disfunción eréctil durante más de seis meses. Aquellos que practicaron ejercicios  de los músculos del suelo pélvico tuvieron mucho mejores resultados que aquellos que no lo hicieron. Después de seis meses, un 45 por ciento de ellos había recuperado la función eréctil normal.

ejercicios kegel hombres

¿Mejoran los ejercicios Kegel el placer sexual?

Son varias las investigaciones que han concluido unos músculos pélvicos más fuertes mejorarían la intensidad del orgasmo en las mujeres, pero todavía hay confusión sobre si esto puede extrapolarse a los varones. En 2004, científicos informaron de que los hombres que padecían síndrome de dolor pélvico crónico, síntomas urinarios, disfunción eréctil y disminución libido presentaron una mejoría significativa después de realizar los ejercicios del suelo pélvico.

¿Cómo ejercitan los hombres sus músculos PC?

Tanto los hombres como las mujeres realizan los ejercicios Kegel básicamente del mismo modo. El punto más relevante es encontrar estos músculos. Mientras que los músculos del brazo, por ejemplo, pueden verse al levantar cualquier cosa, no está tan clara la cosa en el caso de los músculos pélvicos.

Para situarlos, simplemente deja de orinar a mitad del chorrito. Los músculos necesarios para esta acción son los músculos del suelo pélvico. Estos son los músculos que ayudan a evitar también que se te escapen los flatulencias cuando estás en una situación comprometida. Otro consejo para asegurarse de que hayas localizado los músculos correctos: los testículos se levantarán cuando los contraigas.

El ejercicio Kegel más sencillo para los hombres

Bien, ahora que ya sabes dónde encontrar los músculos pélvicos, el siguiente paso es practicar, flexionándolos, al igual que se hace con los abdominales para reafirmar el tronco. Sencillamente piensa que estás deteniendo el flujo de orina, manteniéndolo a continuación durante 10-30 segundos y soltándolo. Sin duda, este es el ejercicio de Kegel más fácil y puede volver a hacerse entre 10 a 20 veces, durante 4-6 veces diarias.

Variación en los fundamentos de los ejercicios de Kegel en el hombre

Intenta probar algunas variaciones del ejercicio básico. Aprieta los músculos aún más hacia atrás (como si mantuvieses un movimiento del intestino). Mantente así durante 5-20 segundos o así, descansa y repite el proceso. También puedes contraer y liberar los músculos rápidamente, varias veces en sucesión o muy lentamente.

Cerciórate de no emplear ningún otro músculo (glúteos, abdominales, cuadríceps, etc.) y no mantengas la respiración. Ten el resto del cuerpo inmóvil y relajado, y respira normalmente.

No pierdes nada por probar los ejercicios Kegel si eres un hombre

La mejor parte de los ejercicios Kegel es que son muy sencillos de realizar, pueden realizarse allí donde quieras y no cuesta nada intentarlo. Así que, ¿por qué no te animas a probarlos? Podrías obtener un control urinario reforzado, mejorar cualquier problema de impotencia sexual, controlar la eyaculación precoz y, con toda probabilidad, ver aumentada tu confianza en el desempeño sexual. ¿A qué esperas?

loading...