Menopausia masculina o andropausia

¿Existe realmente la menopausia masculina?

La controversia alrededor del nombre no debe impedir que busques aliviar tus problemas de menopausia masculina. Médicamente, este problema médico se conoce como andropausia.

Existe cierto desacuerdo entre los expertos en relación con el término “menopausia masculina”. Varios expertos andrólogos creen que no es una condición real, sino simplemente el mero reflejo de los efectos del envejecimiento, mientras que otros expertos en andrología consideran que es una condición real que debe ser tratada.

Aunque muchos hombres sin duda experimentan cambios hormonales a medida que envejecen, estos cambios, más comúnmente en los niveles de testosterona, son generalmente más graduales que los cambios vistos con las hormonas femeninas en el caso de la menopausia femenina.  Muchos expertos prefieren el término “andropausia”, “niveles bajos de testosterona”, o “déficit de testosterona” al de “menopausia masculina”.

Pero aunque hay desacuerdo sobre la terminología exacta que debe utilizarse, lo cierto es que muchos hombres poco a poco toman conciencia de los síntomas que pueden ir correlacionados con los niveles más bajos de testosterona en sangre. Estos síntomas pueden ser más evidentes y más molestos a medida que los hombres envejecen. Lo que también es cierto es que la testosterona baja se ha asociado con un mayor riesgo de muerte en el varón.

andropausia menopausia masculina

¿Cuáles son las funciones de la testosterona en los hombres?

Durante la pubertad, la testosterona es responsable del desarrollo de características masculinas como el crecimiento de la masa muscular; una voz más profunda; vello en el pecho, cara y axilas; aumento del tamaño de los genitales y desarrollo de erecciones normales. Durante la edad adulta, la testosterona ayuda a mantener el músculo y la fortaleza del hueso, y mantiene el impulso sexual y la libido masculina.

¿Cuáles son los síntomas comunes de los niveles bajos de testosterona?

Los síntomas asociados a niveles bajos niveles de testosterona se pueden agrupar en categorías. La Sociedad de Endocrinología Americana enumera los siguientes síntomas de alerta por testosterona baja:

Problemas con la función sexual que pueden incluir la disfunción eréctil, la disminución del deseo de actividad sexual (disminución de la libido) y disminución en el número y en la calidad de las erecciones.

Algunos hombres pueden notar testículos más pequeños (hipogonadismo). También puede disminuir la cantidad y la fuerza de la eyaculación.

Problemas emocionales, incluyendo depresión, irritabilidad, ansiedad, problemas de memoria o concentración, o disminución de confianza en sí mismo.

Problemas de sueño y de energía que pueden ir desde problemas para dormir o permanecer dormido a somnolencia inexplicable, aumento de la fatiga o a una falta general de energía.

Pueden ocurrir cambios en tu cuerpo, estos pueden incluir aumento de la grasa abdominal, disminuir la masa (junto con disminución de fuerza y resistencia), disminuciones en los niveles de colesterol y osteopenia (ablandamiento de los huesos) y osteoporosis (densidad ósea disminuida).

Algunos hombres pueden experimentar mamas hinchadas o adoloridas (ginecomastia), o una pérdida de vello corporal. Algunos hombres experimentan calores similares a los experimentados por las mujeres durante la menopausia.

¿Cómo se diagnostica la testosterona baja?

Tu médico puede diagnosticarte testosterona baja mediante un examen físico y un examen de sangre para medir tus niveles de testosterona. También querrá descartar otras posibles afecciones como función tiroidea baja, depresión, hipertensión arterial, enfermedad cardíaca, diabetes o efectos secundarios de medicamentos que puedes estar tomando. Estate preparado a someterte a un examen físico completo, incluyendo un examen genital, así como a responder a una serie de preguntas personales. Es importante dar respuestas completas, porque las opciones de tratamiento serán diferentes dependiendo de tus problemas particulares.

El análisis de sangre para la testosterona no es necesariamente una respuesta definitiva, ya que estas pruebas tienen que ser interpretadas por tu médico, que tendrá que considerar tu situación única.  Por ejemplo, alrededor del 30 % de las pruebas de testosterona muestran niveles bajos la primera vez, pero cuando se repite, muestran niveles normales. Además, el valor de laboratorio más importante es el de la testosterona “libre” o “biodisponible” en comparación con la testosterona total, y la testosterona biodisponible no siempre es fácil de medir.

Los niveles bajos de testosterona bajo pueden ser causados por:

  • envejecimiento
  • lesiones en los testículos
  • diabetes tipo 2
  • obesidad
  • alcoholismo
  • efectos secundarios de medicamentos
  • cáncer testicular o tratamientos para el cáncer testicular
  • otros trastornos hormonales
  • infecciones como el VIH/SIDA
  • enfermedad crónica del hígado o del riñón

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

El tratamiento de la testosterona baja depende de la causa subyacente de los niveles bajos de testosterona. Una vez que se hayan descartado otros problemas de salud, tu médico podrá discutir contigo la terapia de testosterona.  Hay muchos enfoques para la terapia de testosterona, incluyendo inyecciones, parches, geles tópicos y dosificación oral. La terapia de testosterona tiene algunos riesgos y efectos secundarios asociados a ella. Algunos de los efectos secundarios son:

  • hinchazón o sensibilidad en la zona del pecho
  • acné
  • hinchazón de los tobillos
  • aumento en el número de glóbulos rojos, que puede aumentar los riesgos de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares o favorecer la creación de coágulos de sangre

A muchos médicos les preocupa que la terapia de testosterona pueda aumentar las probabilidades de cáncer de próstata y son muy reacios a prescribir esta terapia en pacientes con cáncer de próstata actual, reciente o que presenten un riesgo significativo de sufrirlo. Ahora bien, hay un número de estudios actualmente en marcha para ayudar a abordar estas preocupaciones. Habrá que estar atentos a sus conclusiones.

loading...