Hipogonadismo masculino

¿Qué es hipogonadismo masculino y cuáles son sus síntomas?

El hipogonadismo masculino se define como la producción insuficiente por los testículos de esperma o testosterona o de ambos.

A partir de la pubertad, la glándula pituitaria libera la hormona luteinizante, que estimula los testículos para producir testosterona, la hormona responsable de las características físicas masculinas.

En los testículos, la hormona folículo estimulante y la hormona luteinizante actúan juntas para estimular la producción de esperma.

El diagnóstico de hipogonadismo masculino comienza con una historia clínica y examen físico. Muchos de los posibles síntomas y signos pueden sugerir deficiencia de testosterona o deficiencia androgénica en varones adultos:

  • Desarrollo sexual incompleto
  • Reducción del deseo sexual (libido) y de la actividad sexual
  • Disminución de las erecciones espontáneas (matutinas y vespertinas)
  • Molestias en pecho o crecimiento de este (ginecomastia)
  • Pérdida de vello corporal
  • Testículos muy pequeños o empequeñecidos
  • Incapacidad de procrear, niveles de esperma bajos o inexistentes
  • Pérdida de altura, densidad mineral ósea baja, facilidad de presentar roturas de huesos
  • Fuerza y masa muscular reducidas
  • Sofocos, sudoración
  • Vitalidad disminuida (niveles bajos de energía, fatiga excesiva)
  • Depresión leve

Los análisis  de sangre determinan si los niveles de testosterona están en el rango normal. Los niveles normales se sitúan en 350 a 1050 ng/dL, pero el rango normal puede variar según el laboratorio que realice la prueba. Para diagnosticar la deficiencia de testosterona, el paciente deberá realizarse más de una análisis de sangre a primera hora de la mañana. Si su testosterona en sangre sale repetidamente baja, entonces deberán realizarse también las pruebas de la función de la glándula pituitaria (medición de los niveles de medición niveles de la hormona folículo estimulante y de la hormona luteinizante).

¿Cuáles son las causas de hipogonadismo masculino?

EL hipogonadismo masculino puede ser primario (resultante de un problema con los testículos) o secundario (resultante de un problema con la glándula pituitaria o el hipotálamo y su liberación de la hormona folículo estimulante y la hormona lutein
izante) o una mezcla de ambos.

Por lo general, la testosterona baja puede ser causada por:

  • Lesión testicular (trauma, castración, radiación o quimioterapia) o infección (paperas)
  • Tumores o enfermedades en la pituitaria o en el hipotalámo
  • Trastornos hormonales, como niveles elevados de prolactina (una hormona producida por la hipófisis que reduce los niveles de testosterona)
  • Otras enfermedades crónicas como el VIH/SIDA, la diabetes de tipo 2 y la obesidad; enfermedades hepáticas o renales
  • Algunos medicamentos como la prednisona o analgésicos opiáceos
  • Condiciones genéticas como el síndrome de Prader-Willi, el síndrome de Klinefelter o el síndrome de Kallmann

Muchos hombres mayores tienen niveles bajos de testosterona y, en muchos casos, la causa es desconocida.

Tratamiento del hipogonadismo masculino

Se recomienda el tratamiento con terapia de reemplazo de testosterona para hombres con niveles constantemente bajos de testosterona y síntomas o signos de deficiencia de andrógenos. Los hombres con una de las siguientes condiciones no deberán ser tratados con terapia de reemplazo de testosterona:

  • Cáncer de mama o de próstata agresivo activo o pasado
  • Sospecha de cáncer de próstata, en base a la presencia de un bulto o dureza en la próstata o a un nivel alto de PSA (antígeno prostático específico)
  • Número elevado de glóbulos rojos, apnea obstructiva no tratada (largas pausas en la respiración durante el sueño y ronquidos fuertes), agrandamiento severo de próstata no tratado que produzca dificultad para orinar, insuficiencia cardiaca severa no controlada.

El objetivo de la terapia con hormona testosterona es aumentar los niveles de testosterona desde por debajo del rango normal hasta el punto medio de dicho rango. Los obbjetivos pueden variar de paciente a paciente, pero deben incluir mejorar o mantener las características de la masculinidad (como la voz grave, barba, vello púbico) y mejorar el deseo y la función sexual, el humor, la vitalidad, la fuerza muscular y la cantidad de hueso.

Hay varias formas para reemplazar la testosterona:

  • Inyecciones en el músculo (generalmente cada 2 semanas)
  • Parches (aplicados a la piel una vez al día)
  • Soluciones en gel (aplicadas a la piel una vez al día)
  • Comprimidos bucales (colocados en las encías dos veces al día)
  • Implantes bajo la piel
  • Pastillas (no disponibles en todos los países)

hipogonadismo masculinoLa vía de administración de la testosterona dependerá de las preferencias del paciente, así como de su tolerancia al tratamiento y a su coste. Los diferentes tipos de terapia de testosterona pueden tener ciertos efectos secundarios. Las inyecciones de testosterona pueden ser incómodas y se vinculan a altibajos en los síntomas. Los parches de testosterona pueden causar enrojecimiento de la piel y erupciones cutáneas. Los geles de testosterona pueden transferir testosterona a quienes entren en contacto con la piel del paciente donde se aplique el medicamento. Los comprimidos bucales de testosterona pueden causar irritación en las encías.

Cabe destacar que no se sabe a ciencia cierta si el tratamiento a largo plazo de la testosterona aumenta la probabilidad de cáncer de próstata. Sin embargo, los hombres que tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, como los hombres afroamericanos y los hombres mayores de 45 años con parientes cercanos con cáncer de próstata, así como los hombres mayores de 50 años, deberán someterse a supervisión para descartar presencia de cáncer de próstata durante el tratamiento con testosterona.

loading...